Alcázar de los reyes cristianos córdoba

Alcázar de los reyes cristianos córdoba

Wikipedia

Recorriendo uno de los barrios judíos mejor conservados de España, seguiremos los pasos de los grandes pensadores judíos del pasado. Descubriremos los orígenes del primer gran renacimiento judío en Europa, así como el difícil período que lo precedió.

A través de pistas, tangibles e intangibles, podremos apreciar la importancia del legado sefardí. Hoy en día, este legado sigue vivo y nos permite restablecer las comunidades locales, y destacar el impacto de Sefarad en la cultura española, y de España en el pueblo judío.

Además, descubrir Córdoba de esta forma tan divertida y dinámica no sólo le permitirá conocer los lugares que le han dado su fama, sino que también le proporcionará un fabuloso sentido de la orientación en la ciudad y le dará valiosa información sobre cómo proceder. Aprenda dónde debe comer y qué debe ver durante su estancia, ya que su guía le indicará los mejores restaurantes, bares y demás. …MásDesde 27,71€El precio varía según el tamaño del grupoDesde 27,71€El precio varía según el tamaño del grupoMosque-Catedral, Alcázar y Sinagoga (Con entradas y acceso prioritario)star-520Este tour le mostrará el interior de los monumentos más importantes de Córdoba durante casi 4 horas. Este tour incluye todas las entradas y se saltará la cola: Alcázar Reyes Cristianos, Sinagoga y la impresionante Mezquita-Catedral.

Web oficial del alcázar de los reyes cristianos

Es un edificio de carácter militar cuya construcción fue ordenada por el rey Alfonso XI de Castilla en el año 1328, sobre construcciones anteriores (el Alcázar Omeya de época islámica, también la anterior residencia del Gobernador Romano y la Aduana). El conjunto arquitectónico tiene un carácter sobrio en su exterior y espléndido en su interior, con los magníficos jardines y patios que mantienen una inspiración mudéjar.

En 1236, las fuerzas cristianas tomaron Córdoba durante la Reconquista. En 1328, Alfonso XI de Castilla comenzó a construir la estructura actual en parte del emplazamiento de la antigua fortaleza[9]. Otras partes del Alcázar árabe habían sido entregadas como botín al obispo, a los nobles y a la Orden de Calatrava[5]. La estructura de Alfonso conservó sólo parte de las ruinas árabes, pero la estructura parece islámica debido al uso que hizo Alfonso del estilo mudéjar.

El Alcázar participó en la guerra civil en la que Enrique IV de Castilla se enfrentó a una rebelión que apoyaba a su hermanastro adolescente Alfonso. Durante la guerra, las defensas del Alcázar se mejoraron para hacer frente a la llegada de la pólvora. Al mismo tiempo, se construyó la torre principal del Alcázar, hoy conocida como «Torre de la Inquisición»[5].

Sinagoga de córdoba

Se trata de un edificio de carácter militar cuya construcción fue ordenada por el rey Alfonso XI de Castilla en el año 1328, sobre construcciones anteriores (el Alcázar Omeya de época islámica, también la anterior residencia del Gobernador Romano y la Aduana). El conjunto arquitectónico tiene un carácter sobrio en su exterior y espléndido en su interior, con los magníficos jardines y patios que mantienen una inspiración mudéjar.

En 1236, las fuerzas cristianas tomaron Córdoba durante la Reconquista. En 1328, Alfonso XI de Castilla comenzó a construir la estructura actual en parte del emplazamiento de la antigua fortaleza[9]. Otras partes del Alcázar árabe habían sido entregadas como botín al obispo, a los nobles y a la Orden de Calatrava[5]. La estructura de Alfonso conservó sólo parte de las ruinas árabes, pero la estructura parece islámica debido al uso que hizo Alfonso del estilo mudéjar.

El Alcázar participó en la guerra civil en la que Enrique IV de Castilla se enfrentó a una rebelión que apoyaba a su hermanastro adolescente Alfonso. Durante la guerra, las defensas del Alcázar se mejoraron para hacer frente a la llegada de la pólvora. Al mismo tiempo, se construyó la torre principal del Alcázar, hoy conocida como «Torre de la Inquisición»[5].

Entradas para el alcázar de córdoba

Este edificio fue la residencia real de los monarcas cristianos y, posteriormente, sede de los Tribunales de los Santos Oficios, cárcel civil y, finalmente, prisión militar. Está rodeado de magníficos jardines, entre los que destaca el conocido como Avenida de los Monarcas, en el que se encuentran las estatuas de todos los monarcas que tuvieron relación con el palacio-fortaleza. Fue declarado Monumento Histórico en 1931. También forma parte de la zona declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1994. Desde 1986, sus jardines están protegidos por la legislación urbanística. Se levanta sobre los restos del antiguo palacio califal.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad