Partes del sistema nervioso central y sus funciones

Partes del sistema nervioso central y sus funciones

Qué es el sistema nervioso central

El sistema nervioso transmite señales entre el cerebro y el resto del cuerpo, incluidos los órganos internos. De este modo, la actividad del sistema nervioso controla la capacidad de moverse, respirar, ver, pensar, etc.1

La unidad básica del sistema nervioso es la célula nerviosa o neurona. El cerebro humano contiene unos 100.000 millones de neuronas. Una neurona tiene un cuerpo celular, que incluye el núcleo de la célula, y unas extensiones especiales llamadas axones y dendritas. Los haces de axones, llamados nervios, se encuentran por todo el cuerpo. Los axones y las dendritas permiten a las neuronas comunicarse, incluso a grandes distancias.

Diferentes tipos de neuronas controlan o realizan diferentes actividades. Por ejemplo, las neuronas motoras transmiten mensajes del cerebro a los músculos para generar movimiento. Las neuronas sensoriales detectan la luz, el sonido, el olor, el sabor, la presión y el calor, y envían mensajes sobre estos elementos al cerebro. Otras partes del sistema nervioso controlan los procesos involuntarios. Entre ellos, el mantenimiento de un ritmo cardíaco regular, la liberación de hormonas como la adrenalina, la apertura de la pupila en respuesta a la luz y la regulación del sistema digestivo.

Sistema nervioso periférico

Nuestro cuerpo no podría funcionar sin el sistema nervioso, la compleja red que coordina nuestras acciones, reflejos y sensaciones. A grandes rasgos, el sistema nervioso está organizado en dos partes principales: el sistema nervioso central (SNC) y el sistema nervioso periférico (SNP).

El SNC es el centro de procesamiento del organismo y está formado por el cerebro y la médula espinal. Ambos están protegidos por tres capas de membranas conocidas como meninges. Para mayor protección, el cerebro está encerrado dentro de los duros huesos del cráneo, mientras que la médula espinal está protegida con las vértebras óseas de nuestras columnas vertebrales. Una tercera forma de protección es el líquido cefalorraquídeo, que proporciona un amortiguador que limita el impacto entre el cerebro y el cráneo o entre la médula espinal y las vértebras.

En términos de tejido, el SNC se divide en materia gris y materia blanca. La materia gris comprende los cuerpos celulares de las neuronas y sus dendritas, las células gliales y los capilares. Debido a la abundante irrigación sanguínea de este tejido, en realidad es más rosa que gris.

Función del sistema nervioso central

El cerebro y la médula espinal constituyen el sistema nervioso central y representan los principales órganos del sistema nervioso. La médula espinal es una estructura única, mientras que el cerebro adulto se describe en términos de cuatro regiones principales: el cerebro, el diencéfalo, el tronco cerebral y el cerebelo. Las experiencias conscientes de una persona se basan en la actividad neuronal del cerebro. La regulación de la homeostasis se rige por una región especializada del cerebro. La coordinación de los reflejos depende de la integración de las vías sensoriales y motoras en la médula espinal.

Función del sistema nervioso periférico

El cerebro controla lo que pensamos y sentimos, cómo aprendemos y recordamos, y la forma en que nos movemos y hablamos. Pero también controla cosas de las que somos menos conscientes, como los latidos del corazón y la digestión de los alimentos.

Piensa en el cerebro como un ordenador central que controla todas las funciones del cuerpo. El resto del sistema nervioso es como una red que transmite mensajes de ida y vuelta desde el cerebro a diferentes partes del cuerpo. Lo hace a través de la médula espinal, que va desde el cerebro hasta la espalda. Contiene nervios en forma de hilo que se ramifican hacia todos los órganos y partes del cuerpo.

Cuando un mensaje llega al cerebro desde cualquier parte del cuerpo, el cerebro le dice al cuerpo cómo reaccionar. Por ejemplo, si tocas una estufa caliente, los nervios de la piel envían un mensaje de dolor al cerebro. El cerebro devuelve el mensaje a los músculos de la mano para que se retiren. Por suerte, esta carrera de relevos neurológicos se produce en un instante.

La médula espinal es un largo haz de tejido nervioso de unos 45 centímetros de longitud y medio centímetro de grosor. Se extiende desde la parte inferior del cerebro hasta la columna vertebral. Por el camino, los nervios se ramifican por todo el cuerpo.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad