Enfermedades de la columna vertebral

Enfermedades de la columna vertebral

Enfermedades comunes de la columna vertebral

La médula espinal es una estructura tubular formada por un haz de nervios que se extiende desde la base del cerebro hasta la espalda. La médula espinal transporta los mensajes del cerebro al resto del cuerpo. La médula espinal se encuentra dentro de las vértebras (la columna vertebral). La médula espinal se divide en cuatro áreas, cualquiera de las cuales puede verse afectada por trastornos de la médula espinal. Estas zonas son las siguientes:

Las raíces sensoriales transmiten mensajes a diferentes zonas de la superficie de la piel, denominadas dermatomas. La pérdida de sensibilidad en un dermatoma concreto puede indicar un trastorno de la médula espinal y permite a los médicos localizar la zona específica en la que la médula espinal puede estar dañada.

Los trastornos de la médula espinal pueden tener su origen en el exterior o en el interior de la médula. Los daños en el exterior de la médula están causados por la compresión de la médula espinal o por una lesión. La médula espinal puede comprimirse debido a una fractura ósea, una degeneración de la columna vertebral o anomalías, como un hematoma, un tumor o una hernia discal.

El tratamiento de los trastornos de la médula espinal depende de la localización y la gravedad de la afección. En algunos casos, las causas pueden ser irreversibles, pero el tratamiento dirigido por el equipo médico ayudará a prevenir complicaciones posteriores.

Enfermedades de la columna vertebral y el cuello

Estamos adoptando medidas reflexivas para garantizar que nuestros espacios sigan siendo seguros para los pacientes, los padres y los cuidadores. Vea las medidas de seguridad, la política de uso de mascarillas y las directrices de visitas.

Las anomalías congénitas de la columna vertebral son trastornos de la columna vertebral que se desarrollan muy temprano en la vida. Algunas de estas condiciones pueden causar una alineación anormal de la columna vertebral. Otras pueden afectar a los nervios, causando problemas para mover los brazos o las piernas, problemas para ir al baño o dolor.

Muchos trastornos congénitos de la columna vertebral están relacionados con la espina bífida. Los bebés que nacen con espina bífida abierta o mielomeningocele pueden tener un defecto abierto en la espalda en el que la piel sobre la médula espinal no se forma correctamente y los nervios quedan expuestos. La espina bífida oculta es una afección que no es tan grave como un defecto abierto: los niños pueden tener anomalías en los huesos, que pueden o no causar síntomas.

Hay muchas opciones de tratamiento para los niños. El tratamiento se centra en reducir el dolor, restaurar la función y corregir las anomalías perjudiciales. El pronóstico de su hijo dependerá de la gravedad de su enfermedad. Los tratamientos incluyen:

Trastornos de la columna vertebral pdf

Los trastornos degenerativos de la columna vertebral implican la pérdida gradual de la estructura y la función normales de la columna vertebral con el paso del tiempo. Suelen estar causadas por el envejecimiento, pero también pueden ser el resultado de tumores, infecciones o artritis. La presión sobre la médula espinal y las raíces nerviosas provocada por la degeneración puede ser causada por:

El diagnóstico de las afecciones degenerativas de la columna vertebral comienza con un estudio radiográfico de las columnas vertebrales. La resonancia magnética (RM) se utiliza para ver los discos, los nervios y el espacio del canal espinal. La tomografía computarizada (TC) puede utilizarse para resolver cualquier incoherencia entre la RMN y los síntomas del paciente. En ocasiones, se pueden solicitar estudios discales, también conocidos como discogramas, para determinar si el dolor de un paciente está siendo causado por un disco vertebral dañado.

El tratamiento de una columna vertebral degenerada depende del tipo y la gravedad de la afección. En la mayoría de los casos, lo único que se necesita es un tratamiento no quirúrgico. Estos tratamientos pueden incluir ejercicios para aumentar la flexibilidad y la fuerza muscular, aparatos ortopédicos o medicamentos. El médico también puede prescribir la administración mínimamente invasiva de analgésicos y/o esteroides mediante una inyección epidural. Los especialistas del centro de la columna vertebral en la Clínica de Intervención del Dolor proporcionarán la atención especializada necesaria para aliviar el dolor de las afecciones de la columna vertebral. La cirugía puede ser necesaria en los casos más graves de hernias discales o estenosis espinal.

Trastornos de la columna vertebral humana

Las curvas graduales de la columna vertebral humana permiten al cuerpo absorber muchos golpes y tensiones de la vida diaria. Sin embargo, se trata de un equilibrio delicado, y si una parte de la columna se curva demasiado, pueden producirse dolores y una movilidad limitada.

La enfermedad de Scheuermann, también llamada cifosis de Scheuermann, provoca problemas de este tipo a una edad temprana. Puede dar lugar a una espalda superior redondeada, a veces llamada joroba, en adolescentes por lo demás sanos. La enfermedad de Scheuermann es una de las causas más frecuentes de dolor de espalda en los jóvenes, y es más probable que el dolor se produzca después de un esfuerzo o de largos periodos de inactividad.

La cantidad de términos utilizados para esta enfermedad, que recibe el nombre del médico que la describió por primera vez, puede resultar confusa. Los pacientes y sus padres pueden oír el nombre de Scheuermann para otras afecciones, como las alteraciones de los espacios discales de la columna lumbar, que suelen denominarse trastorno discal juvenil (o trastorno discogénico juvenil). Otros términos utilizados a veces son enfermedad de Calvé y osteocondrosis juvenil.

Para entender cómo se desarrolla la enfermedad de Scheuermann, es útil comprender la estructura de la parte superior de la columna vertebral. Las vértebras tienen una forma más o menos cilíndrica y se apilan para mantener la columna vertebral en posición vertical.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad