Como animar a una persona

Como animar a una persona

citas sobre cómo animar a alguien

Hoy en día, si eres un líder de cualquier tipo, no puedes limitarte a dar órdenes a la gente y esperar que hagan lo que tú quieres. Puede que sigan tus indicaciones, si estás observando, pero una vez que se quedan solos volverán a hacer lo que creen que es importante.

Los líderes de hoy, más que nunca, tienen que ganarse la cooperación de la gente. Y hay dos formas principales de hacerlo: la motivación y la inspiración. Aunque las dos palabras se utilizan a menudo indistintamente, en realidad significan cosas muy diferentes, dependiendo de lo que se quiera conseguir.

La motivación consiste en mover a las personas para que actúen de forma que consigan un objetivo específico e inmediato. Cuando se motiva a las personas para que hagan algo que no necesariamente quieren hacer, hay que ofrecerles algo que quieran a cambio.

Cuando los entrenadores dan a sus equipos una charla de ánimo durante el descanso, están utilizando la motivación. Quieren que sus jugadores vuelvan al campo o a la cancha con energía y concentración renovadas, aunque estén demasiado cansados o desanimados para intentarlo. ¿Su recompensa? La victoria.

cómo animar a alguien que está deprimido

Animar a los demás es una parte importante de formar parte de una familia, un grupo de personas y una comunidad. Todo el mundo hace lo que puede en este mundo y, a veces, una palabra amable de ánimo puede ayudar a los demás a darse cuenta de que no están solos. Además, animar es una forma de reconocer el bien que hacen los demás y de buscar más. Aplaudir el éxito reconoce que las personas importan y que sus esfuerzos significan mucho para ti, tanto si la persona es conocida como si es un desconocido. Tómate un tiempo hoy para animar a alguien que se cruce en tu camino.

«La parte que me ayudó con la gente es respetar los sentimientos de los demás, y si estás de mal humor, no digas nada hasta que te sientas mejor. Si no tienes nada bueno que decir, no digas nada. Gracias por los ánimos. «…» más

cómo motivar psicológicamente a alguien

¿Cómo demostramos a los demás que nos importan? ¿Cómo expresamos nuestra gratitud? ¿Cómo demostramos amor? La mejor respuesta que he descubierto hasta ahora es una que sigo aprendiendo cada día: El regalo más valioso que puedes dar a los demás es el regalo de tu tiempo y tu presencia genuina.

En 2006 me invitaron a participar en la primera temporada de America’s Got Talent con mi número de magia. El programa lleva ya trece temporadas, pero en aquel momento nadie había oído hablar de él, y yo estaba muy emocionada por esta oportunidad porque sabía que era la gran oportunidad por la que había estado trabajando durante años. Sin embargo, cuando los productores me dijeron cuándo era la audición tuve que rechazarla, porque tenía algo más importante que hacer ese día. Y para entender qué podría ser tan importante como para estar dispuesta a perder la que quizá sea la oportunidad más importante de mi carrera, es importante entender que la verdadera magia se hace con las personas.

Doy crédito a mis padres por haberme enseñado cómo se ve y se siente el verdadero amor al recibir, y doy crédito a mi amiga Stephanie por haberme enseñado cómo se ve y se siente el verdadero amor al dar. Conocí a Stephanie en 1998, cuando aún estábamos en el instituto, y lo que más me impresionó desde el primer día fue su mágica capacidad para preocuparse de verdad por todos los que conocía. Cuando te hacía una pregunta, más vale que creas que era una pregunta reflexiva; y cuando le respondías, más vale que creas que realmente escuchaba tu respuesta para poder aprender más sobre ti y entender cómo podía animarte. A lo largo de los años me ayudó de verdad en más formas de las que nunca podré agradecerle. Ella realmente entendió que todo se hace con las personas.

formas creativas de animar a alguien

Los ánimos llegan directamente al corazón. De hecho, la propia palabra proviene de la combinación del prefijo en, que significa «poner en», y la raíz latina cor, que significa «corazón».  Sabiendo la gran diferencia que supone el ánimo en tu propia vida, ¿qué puedes hacer para ayudar a los demás a animarse cuando las cosas se ponen difíciles y el camino parece largo?

1. Aprende los «lenguajes del amor» de las personas, las formas especiales en que se comunican y entienden el amor. En su libro Los cinco lenguajes del amor, Gary Chapman explica que no todas las necesidades emocionales de las personas se satisfacen de la misma manera, y que es importante aprender a adaptarse a sus necesidades. Los cinco lenguajes del amor son: palabras de afirmación, tiempo de calidad, recibir regalos, actos de servicio y contacto físico.

2. Si se te ocurre un pensamiento alentador, ¡compártelo!  No dejes que la timidez te frene. Puede que no tenga el mismo efecto si esperas. Forma un nuevo hábito: Anímense los unos a los otros diariamente, siempre que se llame «Hoy» (Hebreos 3:13).

3. Cuando presente a alguien, añada unas palabras de elogio por sus habilidades y logros. También puedes compartir cómo te han ayudado o cuál es la naturaleza de vuestra relación. Es alentador que la gente sea elogiada delante de los demás.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad