Tratamiento casero para el parvovirus

Tratamiento casero para el parvovirus

Remedios caseros de yema de huevo para el parvo

Lo último que cualquier propietario de un nuevo cachorro o criador de perros quiere oír es un diagnóstico de parvo. El parvo en los cachorros es, por desgracia, una enfermedad común con consecuencias mortales, por lo que es importante que cualquier persona que trate con cachorros de forma habitual conozca los síntomas del parvo y lo que debe hacer al respecto.

El parvo en los cachorros está causado por el parvovirus canino. Este virus es muy contagioso y se transmite por contacto directo con un perro infectado o por contacto indirecto con un objeto contaminado. Tu cachorro se expone al parvovirus cada vez que huele, lame o consume heces infectadas. La transmisión indirecta se produce cuando una persona que ha estado expuesta recientemente a un perro infectado toca a tu cachorro, o cuando éste se encuentra con un objeto contaminado, como un cuenco de comida o agua, collares y correas, y las manos y la ropa de personas que manipulan perros infectados.

El Manual Veterinario Merck clasifica el virus como una enfermedad del estómago y el intestino delgado, ya que es ahí donde el virus causa el mayor daño. El virus prefiere infectar el intestino delgado, donde destruye las células, perjudica la absorción y altera la barrera intestinal. El parvo en los cachorros también afecta a la médula ósea y a los tejidos linfopoyéticos, y en algunos casos también puede afectar al corazón.

Amoxicilina para el parvo

Lo último que cualquier propietario de un cachorro o criador de perros quiere oír es un diagnóstico de parvo. El parvo en los cachorros es, por desgracia, una enfermedad común con consecuencias mortales, por lo que es importante que cualquier persona que trate con cachorros de forma habitual conozca los síntomas del parvo y sepa qué hacer al respecto.

El parvo en los cachorros está causado por el parvovirus canino. Este virus es muy contagioso y se transmite por contacto directo con un perro infectado o por contacto indirecto con un objeto contaminado. Tu cachorro está expuesto al parvovirus cada vez que huele, lame o consume heces infectadas. La transmisión indirecta se produce cuando una persona que ha estado expuesta recientemente a un perro infectado toca a tu cachorro, o cuando éste se encuentra con un objeto contaminado, como un cuenco de comida o agua, collares y correas, y las manos y la ropa de personas que manipulan perros infectados.

El Manual Veterinario Merck clasifica el virus como una enfermedad del estómago y el intestino delgado, ya que es ahí donde el virus causa el mayor daño. El virus prefiere infectar el intestino delgado, donde destruye las células, perjudica la absorción y altera la barrera intestinal. El parvo en los cachorros también afecta a la médula ósea y a los tejidos linfopoyéticos, y en algunos casos también puede afectar al corazón.

Cómo se contagian los perros del parvo

La infección por parvovirus canino (CPV), también conocida como Parvo, es una enfermedad vírica muy contagiosa que afecta a los perros, sobre todo a los cachorros de entre seis semanas y seis meses de edad. El virus adopta dos formas diferentes: la intestinal, que se caracteriza por vómitos, diarrea, pérdida de peso y falta de apetito; y la cardíaca (menos común), un ataque a menudo mortal a los músculos del corazón de los cachorros muy jóvenes.

Existen diversos factores de riesgo de Parvo, pero el virus se transmite más comúnmente por contacto directo con un perro infectado, o indirectamente, por la vía fecal-oral. Hay pruebas de que el virus puede vivir en el suelo hasta un año.

Los objetivos del tratamiento de la parvo son mantener a la mascota hidratada, controlar las náuseas y los vómitos, prevenir las infecciones bacterianas secundarias y controlar el dolor abdominal. La hospitalización es necesaria para poder administrar medicamentos y líquidos mediante inyecciones. A las mascotas con parvo les resulta muy difícil retener los medicamentos orales, la comida y el agua, por lo que es muy difícil que el tratamiento en casa tenga éxito. Las mascotas pueden ser hospitalizadas hasta 7 días en algunos casos, pero en la mayoría de los casos entre 3 y 5 días. La tasa de supervivencia de los perros con parvo hospitalizados es de aproximadamente el 90%. Las mascotas pueden irse a casa cuando están hidratadas, ya no vomitan y comen de buena gana. Las mascotas con parvo pueden seguir eliminando la enfermedad hasta un mes después de la recuperación, por lo que es importante mantenerlas alejadas de los lugares públicos y de otras mascotas durante este tiempo. Deben vacunarse contra el parvo unas 3-4 semanas después de terminar el tratamiento.

Parvo remedio casero filipinas

Si su perro sufre de parvo, entonces es necesario que le dé un tratamiento inmediato. Si hospitalizar a su mascota no es una opción para usted, entonces puede comenzar el tratamiento en casa con estos remedios naturales. Estos remedios son fáciles y a la vez efectivos. Además, puedes encontrar la mayoría de ellos ya en el armario de tu cocina.

«El parvovirus canino es causado por la infección con CPV, más a menudo, CPV-2a o CPV-2b. Todos los perros corren el riesgo de desarrollar el parvovirus canino.  Los cachorros de menos de 4 meses y los perros que no han sido vacunados contra el virus tienen un mayor riesgo de infección.

Los cachorros recién nacidos reciben anticuerpos de sus madres que ayudan a proporcionar inmunidad, pero la inmunidad al CPV desaparece antes de que el sistema inmunitario de los cachorros se desarrolle lo suficiente como para destruir el virus y combatir la infección.

Los perros de las tiendas de mascotas, los refugios de animales y las perreras de cría también corren un mayor riesgo. El hacinamiento y las malas condiciones sanitarias facilitan la propagación del virus. Ciertas razas de perros (por ejemplo, springer spaniels ingleses, rottweilers, doberman pinschers) y los perros que tienen otra condición de salud pueden tener un mayor riesgo de desarrollar una enfermedad grave.»

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad