Partes de la pata de un perro

Partes de la pata de un perro

anatomía de las patas del perro músculo

Aunque los ojos, las orejas y la cola de su perro se lleven la mayor parte de la atención por su expresividad, no subestime el poder de las patas. Aparte de ser terriblemente dulces, las patas son apéndices maravillosamente diseñados que permiten a los caninos realizar sus proezas caninas. Ya sean esbeltas y elegantes, atrevidas y atléticas, o blandas y peludas, las patas de un perro son un fascinante estudio de anatomía y adaptación.

1. De los 319 huesos, por término medio, que componen el esqueleto de un perro, un puñado de ellos (por así decirlo) están dedicados a las patas. 2. Junto a los huesos, las patas del perro incluyen piel, tendones, ligamentos, riego sanguíneo y tejido conectivo.

3. Las almohadillas digitales y metacarpianas funcionan como amortiguadores y ayudan a proteger los huesos y las articulaciones del pie. Las almohadillas del carpo funcionan como una especie de frenos, y ayudan al perro a sortear pendientes resbaladizas o empinadas.

4. Las almohadillas de las patas tienen una gruesa capa de tejido graso, pero eso no significa que tu perro no pueda sufrir una lesión por caminar sobre una superficie demasiado caliente o fría. Los científicos creen que los perros domésticos evolucionaron primero en entornos más fríos antes de extenderse a otros climas. Las gruesas almohadillas permiten a los perros desarrollar una tolerancia a las temperaturas extremas. Sin embargo, cuando hace frío, los perros pueden sufrir grietas o hemorragias en las patas, y cuando hace calor, caminar por la arena o las aceras calientes puede provocar la aparición de ampollas en las patas.

partes del ojo de un perro

Seamos sinceros. Todos somos culpables de intentar diagnosticar primero los posibles problemas de salud en Internet, y esa práctica se extiende a la evaluación de nuestros perros. Si sospecha que su cachorro tiene problemas en las patas, asegúrese de hablar con su veterinario. Sin embargo, un poco de investigación sobre la anatomía del perro puede ayudarle a prepararse, concretamente la anatomía de las patas del perro y los términos que los veterinarios utilizan para describir las diferentes partes de las patas delanteras y traseras de su perro. Vamos a poner la anatomía de las patas del perro en términos humanos para simplificar y ayudar a recordar.

La anatomía de las patas del perro es compleja, especialmente las rodillas del perro, que se encuentran en las patas traseras. El término técnico para la rodilla del perro es la articulación de la babilla. La articulación de la rodilla conecta el fémur, que es el hueso del muslo del perro, con la tibia y el peroné, los huesos de la parte inferior de la pierna, y la rótula, el equivalente canino a la tapa de la rodilla.

Muchos perros sufren lesiones relacionadas con la articulación de la rodilla y con los ligamentos que la estabilizan. Dos de las más comunes son la rotura del ligamento cruzado anterior (LCA) y la luxación rotuliana. La luxación rotuliana se produce cuando la rótula del perro se disloca de su posición normal.

partes del cuerpo del perro

Las garras, las almohadillas digitales (los dedos), la almohadilla metacarpiana (la almohadilla del centro), el espolón y la almohadilla carpiana (la almohadilla más trasera). Las almohadillas digitales y metacarpianas protegen los huesos y las articulaciones del pie del perro actuando como amortiguadores, y la almohadilla carpiana actúa como un freno trasero que ayuda a los perros -sobre todo a los aventureros- a sortear pendientes y superficies empinadas o resbaladizas.

Las almohadillas tienen una gruesa capa de tejido graso que protege los pies de nuestros amigos peludos de la congelación en temperaturas frías. Cuando la almohadilla se enfría, las arterias del pie devuelven la sangre fría al cuerpo, donde se calienta. Este fascinante proceso corporal ha llevado a los científicos a creer que nuestros compañeros caninos evolucionaron primero en climas más fríos.

La capa interna de la piel de la pata del perro contiene glándulas sudoríparas, que transportan la transpiración a la capa externa, refrescando al perro caliente y evitando que las almohadillas se sequen. Y al igual que los humanos, si un perro está nervioso o estresado, sus patas también exudan humedad.

huesos de la anatomía de la pata del perro

Los perros son más que nuestras mascotas; son nuestros compañeros, nuestros mejores amigos y forman parte de la familia. Constantemente tratamos de mejorar su vida, al igual que ellos hacen la nuestra; y conocer mejor la fisiología del perro (en particular, la anatomía de las patas del perro) puede ayudarnos a proporcionar a nuestras fieles mascotas un mayor nivel de vida.

Entender cómo se mueven nuestros perros, qué puede causarles lesiones y dónde pueden sentir dolor en sus patas es importante para su cuidado, y por esa razón, ¡siempre es bueno aprender un par de cosas sobre la estructura ósea de las patas del perro o la anatomía de las rodillas del perro!

La anatomía de los huesos de las patas del perro y la anatomía de los músculos de las patas del perro son muy diferentes de la anatomía humana, por supuesto, y cada raza diferente tiene también su propia disposición muscular y ósea. Sin embargo, los fundamentos se mantienen firmes en todos los perros, y es esa anatomía fundamental de las patas del perro la que vamos a analizar en este artículo.

Los perros son criaturas de cuatro patas, lo que significa que pasan casi toda su vida sobre cuatro patas (¡aparte de cuando saltan para saludar!). Si tu perro cojea, es bueno que sepas qué parte de la pata puede estar afectada para que estés más cómodo.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad