Nombre de dinosaurios en español

Nombre de dinosaurios en español

dinosaurio en japonés

Si a veces parece que los nombres de los dinosaurios y los animales prehistóricos proceden de otra lengua, hay una explicación sencilla: los nombres de los dinosaurios y los animales prehistóricos proceden realmente de otra lengua. Tradicionalmente, los paleontólogos de todo el mundo utilizan el griego para bautizar nuevas especies y géneros, no sólo de dinosaurios, sino también de aves, mamíferos e incluso microbios. En parte se trata de una cuestión de convención, pero en parte tiene sus raíces en el sentido común: el griego clásico y el latín han sido las lenguas compartidas por los estudiosos y científicos durante cientos de años. (Últimamente, sin embargo, hay una tendencia a utilizar raíces no griegas para nombrar a los dinosaurios y animales prehistóricos; de ahí bestias sibilantes como Suuwassea y Thililua).

Pero basta ya de todo eso: ¿de qué te sirve esta información si tienes que descifrar un nombre tan bocazas como Micropachycephalosaurus? A continuación se presenta una lista de las palabras griegas más comunes utilizadas en los nombres de dinosaurios, junto con sus equivalentes en español. Si quieres divertirte un poco, intenta montar tu propio dinosaurio ficticio con los ingredientes que aparecen a continuación (aquí tienes un ejemplo sin sentido para empezar): Tristyracocephalogallus, o el rarísimo «pollo con tres cabezas»).

lagartija» en español

Hay un hecho poco conocido acerca de los nombres de los dinosaurios: después de largos y agotadores meses recogiendo huesos en el campo, limpiándolos en el laboratorio con diminutos palillos, y ensamblándolos laboriosamente para su posterior estudio, se puede perdonar a los paleontólogos que ocasionalmente otorguen nombres extraños a los objetos de su investigación. Aquí están los 10 dinosaurios con los nombres más extraños, divertidos y (en uno o dos casos) más inapropiados.

Los nombres de los dinosaurios siempre suenan mucho más impresionantes en el griego original que en la traducción al inglés. Esto es especialmente cierto en el caso de Anatotitan, alias el «pato gigante», un enorme hadrosaurio del Cretácico que poseía un prominente pico de pato. Sin embargo, el pico de Anatotitan era mucho menos flexible que el de un pato moderno, y es casi seguro que este dinosaurio no graznaba (ni llamaba a sus enemigos «dethpicable»).

«Colepio» es la raíz griega de «nudillo» y «céfalo» significa «cabeza»; júntelas y tendrá un dinosaurio sacado directamente de un episodio de los Tres Chiflados. Este «cabeza de chorlito» no se ganó su nombre por ser más tonto que otros herbívoros, sino que era un tipo de paquicefalosaurio («lagarto de cabeza gruesa») que lucía un exceso de hueso en la parte superior de su cabeza, que los machos golpeaban entre sí durante la época de apareamiento.

dinosaurio en francés

Los dinosaurios evolucionaron a lo largo del período Triásico de la era Mesozoica, hace unos 230 Ma (millones de años). En esa época, la Tierra contaba con una única masa de tierra supercontinental, llamada Pangea, de la que formaba parte Europa[1], que se mantuvo durante todo el Triásico. Al comienzo del Jurásico, unos 30 millones de años después, el supercontinente comenzó a dividirse en Laurasia y Gondwana. La mayor entrada de Panthalassa, el superocéano que rodeaba a Pangea, se llamaba Océano Tethys, y a medida que esta entrada se adentraba en el supercontinente, gran parte de Europa se inundaba.

En el Cretácico, hace entre 145 y 66 millones de años, los continentes empezaban a acercarse a sus formas actuales, pero no a sus posiciones actuales, y Europa seguía siendo tropical. En ocasiones, era una cadena de islas-microcontinentes que incluía el Báltico e Iberia.

Europa es relativamente rica en fósiles del límite Jurásico-Cretácico, y gran parte de lo que se conoce sobre los dinosaurios europeos data de esta época. Durante el Maastrichtiano, el final del Cretácico, los dinosaurios dominaban el oeste y el centro de Europa, ya que la Formación Tremp en España data de esa época. Ejemplos de dinosaurios del Maastrichtiano en Europa son el Struthiosaurus y el Canardia.

estatua de dinosaurio española

Viaja millones de años atrás en el tiempo con esta serie para conocer a los dinosaurios. Aprenda todo, desde su aspecto hasta lo que comían, e incluso dónde se han encontrado sus fósiles goliardos en la actualidad. Se completa con una sección de «Más datos» y términos del glosario en negrita. Los jóvenes lectores obtendrán información básica sobre cada dinosaurio a través de un texto sencillo y fácil de leer junto con imágenes a todo color. Traducido por hablantes nativos de español.

Durante más de 30 años, ABDO ha estado publicando excepcionales títulos educativos para niños de preescolar a 12 años para bibliotecas y escuelas. Lea sobre nuestros humildes comienzos y cómo hemos crecido hasta convertirnos en un líder en la industria.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad